domingo, 25 de mayo de 2014

¡La Décima!


Es el partido más sufrido que he visto en mi vida. El Atlético puso las cosas muy difíciles, pero no contaban con Ramos y con un equipo muy superior que hizo justicia en un 4-1 que ejemplifica lo que fue el partido. El anti-fútbol del Cholo recibió su justo castigo de una forma apabullante en la prórroga. El Madrid gana la Copa de Europa por Décima vez, es la cuarta que tengo el placer de disfrutar en directo.


Aun no puedo creerlo.  Francamente me vi fuera. Era injusto. En mi opinión era injusto por motivos que voy a explicar detenidamente a lo largo de este artículo. Se me presentan ahora muchas fotos por poner, y mucho texto que escribir. Se me hace difícil escoger las fotos adecuadas para este gran día del Madridismo. En los próximos días y semanas iré actualizando el blog con más fotos y vídeos de esta gran final que bien lo merece.

Llevo unas horas en una nube de confusión y felicidad de la que no quiero despertar. Se me pasan estos doce años por la cabeza, con todo su sufrimiento y lágrimas en alguna ocasión, y la verdad es que es para estar contentos. La final se ganó de la forma más agónica posible. Con gol en el penúltimo minuto. No quedaba otra ocasión si se fallaba ese córner. Lloré de felicidad, claro.

Los pelos de punta
video

Yo apostaba por un once con Isco en el centro del campo. Ancelotti se equivocó y tiró la primera parte. El fútbol le castigó y tuvimos que sufrir. El Madrid salió en la segunda parte con lo mejor que tuvo y el Atlético ni la olió. La idea era clara: el Madrid iba a tener más posesión que el Atlético, por tanto era absurdo disponer de Khedira o Illarra en el centro del campo, ya que con ambos era difícil desequilibrar en regates o asistencias. Ante una defensa perfecta como la del Atlético, necesitábamos a los mejores jugadores regateando, y no cortando fúbol. Y así fue.

 Somos los mejores
 
Si analizamos equipo a equipo, somos los mejores individualmente hablando. Por tanto, debemos serlo también como equipo. El Bayern fue el ganador del año pasado, cuentan con Robben y Ribery como estrellas. Pero es que nosotros tenemos aun más: Cristiano, Bale, Ramos, Alonso.. y bueno, qué decir de Di María. Claramente muy superior a su compatriota Messi en este año. El jugador en mi opinión más desequilibrante del Real Madrid en la actualidad. Ojo al mundial que puede hacer este chico. No anotó Di María, pero fue elegido con justicia MVP del partido. 

Y es que si seguimos analizando, realmente este año el único equipo competitivo que nos podía hacer frente era el Barça. El mismo Barça quedó eliminado por los pelos ante el Atlético en cuartos. Pero como a veces sucede en Champions, y ocurrió algunos años en que la ganó el Barça, a veces hay un equipo muy superior a los demás. Hace años fue el Barça, que bailó al Manchester en la final, este año éramos nosotros, con el tremendo escollo de enfrentarnos a unos consentidos colchoneros que se encontraron en la final eliminando únicamente al Barça como realmente el único equipo "duro" que se cruzó en su camino. Tuvimos suerte también nosotros claro, en mi opinión el Bayern era el único "coco" que nos tocó. Pero aun así creo que somos superiores y habríamos llegado a la final nos tocara quien nos tocara.

Pero quiero remarcar sobre todo la sobrevalorada actuación del Atlético en este año. Sobrevalorada por la prensa. Que tiene muchísimo mérito lo que ha conseguido el Atlético de Madrid este año, no lo discuto. Pero aun así no hay que olvidar que se han gastado más millones que el Madrid a cambio de menos títulos. Si dividimos millones entre títulos, el Atlético de Madrid se gasta mucho más dinero por título conseguido. Eso de que son un club "pequeño" no me parece del todo acertado. Habría que ver qué opinan Getafe, Málaga, Elche.. esos sí son equipos pequeños. El presupuesto del Atlético de Madrid sigue siendo bastante elevado y tiene a muchísimos socios que siguen al equipo año tras año. Es sin duda, el tercer mejor equipo de España, aunque este año ha ganado la Liga con permiso de un Barça pusilánime y de un Madrid despistado.

Por lo demás el partido del Atlético fue el más puro antifútbol que he visto desde que Mourinho planteara el famoso partido de semifinales en el Camp Nou con el Inter. Por mucho que diga la prensa, el Mourinho más conservador no fue el que vimos en el Madrid. Fue el que le cascó una eliminatoria de Champions League al Fútbol Club Barcelona.. con un Inter de Milán de jugadores veteranos. 

Ya al llegar a Madrid tenía sus mismas ideas pero no las ponía en práctica tan descaradamente. Ancelotti era parecido, ante el primer partido contra el Barça, apostó por Ramos metiendo caña en el centro del campo. Se equivocó. Pero en la final de Copa se la jugó con Isco y le salió bien. Sin embargo la final de Champions era demasiado lo que se jugaba.. y la cabra "tira pal monte" y optó por Khedira. Un jugador que no ha jugado en toda la temporada. Khedira sufrió una rotura de cruzado al principio de temporada, lo cual debió ser un duro golpe. Quiero pensar que Carlo para animarle le dijo entonces: "si llegamos al final de la Champions, vas a jugar". Y el míster es un hombre de palabra. En la segunda parte lo arregló metiendo a Isco y Marcelo ante un Atlético víctima de su  propio juego: les faltaba el aliento.


Intensidad y presión

Siguiendo con la idea del Cholo, en mi opinión este Atlético de Madrid es un equipo muy duro y nada más. Tácticamente son buenos, (como muchos otros equipos) y su mérito quizá reside en el hecho de que los jugadores se matan por la camiseta, lo cual dice mucho de ellos. ¿No se matan acaso todos los demás? Claro, como se mató ayer el Madrid. Dando el 100%. Si el Barça hubiera dado el 100% esta temporada, seguramente habrían ganado el triplete, y es por eso por lo que los culés deberían estar enfadados. Pero se borraron Messi, Neymar, y algunos más.. y el Barça perdió lógicamente gran parte de su potencial arrastrado por sus estrellas a las que se había encomendado. 

Pero me gustaría comparar al Atlético de anoche y de esta temporada, con los equipos modestos de la Liga. Con Espanyol, Málaga, Tenerife en su año.. equipos que en las últimas jornadas eran capaces de empatar al Barça o Madrid. ¿Por qué? Pues porque los jugadores se dejaban la vida. No pretendo ofender a nadie, pero las primas están ahí. No se puede jugar igual un partido en el que sabes que no te juegas nada, que en el que sabes que te juegas comprarte un coche nuevo, un chalé o unas lujosas vacaciones. Es una realidad innegable del ser humano, aunque no queda bien decirlo, que las primas hagan que Atlético y Barça en esta pasada Liga pincharan al final de temporada. Como pinchó también el Madrid. Tal vez se descubra un día que no existen tales primas, pero viendo como presionaban.. tiene pinta de que algo hay. Tal vez no hay nada más que el puro afán de dar la campanada al final por parte de Elche o Málaga. Es posible que me equivoque claro. Es posible también que las primas estén sujetas a una cláusula de confidencialidad y nunca se sepa si se pagaron primas por ganar o no. 

Como ya dije una vez, al final si ponemos a jugar a once profesionales de maratón al fútbol y les entrenamos durante una temporada para que tácticamente sean perfectos, estos tíos difícilmente van a conceder un gol en 90 minutos. A partir de aquí, la intensidad y las ganas, son un factor determinante en un deporte como el fútbol y por eso es grande. Cualquiera tiene opciones de ganar con un poco de fortuna y muchas agallas. 

Por eso equipos como Tenerife le arrebataron una Liga al Madrid, y cada año en las últimas jornadas pasan cosas raras. Que se juegan la Liga Madrid y Barça y pierden puntos. Si comparamos esto con lo sucedido anoche, tenemos a un equipo técnicamente muy inferior como el Atlético, poniendo en jaque (mate) al Real Madrid que de no ser por Ramos hoy lloraría amargamente una derrota injusta. 

La mentira del Cholo

Ya nadie se acuerda de los tacos a Julen Guerrero. Pero lo cierto es que el Atlético de Madrid destila faltas bestias por allí por donde pase. Mientras Barça y Madrid (Madrid en especial este año) se comen algunas jugadas y sufren goles, eso no le ha pasado al Atlético de Madrid este año. La sobredosis de faltas rozando la "tarjeta naranja" esta temporada, ha sido bastante alarmante. 

Empezando por ayer en la primera parte, una entrada brutal a Di María por detrás, cuando se iba solo ante el portero. Entrada por detrás, sin balón en juego, era roja de toda la vida pero el árbitro se la perdonó. El Atlético seguía con 11 y con ilusión de seguir haciendo faltas turnándose. Y así fue durante todo el partido. Lo he visto cuando jugaron contra el Barça, y en sus demás partidos. Le han consentido al Atlético lo que no le consintieron al Madrid de Mourinho en su día ante el Barça (quien no recordará la entrada de Pepe en Champions). 

Yo tengo la teoría de que hubo una charla en la UEFA no se si en el 2012 o el año pasado, en referencia al tema de las expulsiones. La idea era la siguiente: un jugador se pierde un partido con dos amarillas, un castigo duro (en el caso de Alonso, se perdió la final). Pero la UEFA en mi opinión dio ordenes  sobre el tema. Que no se sacaran tarjetas amarillas tan fáciles, y que no querían a ningún expulsado salvo agresión fea o entrada desproporcionada. Que luego se armaba mucho jaleo, así que no querían tonterías. Y de eso se ha aprovechado el Atlético este año. Ha rematado a faltas contra todos los equipos contra los que ha jugado, en los momentos puntuales en los que han cometido errores en defensa y ningún árbitro le ha soltado tarjeta roja con manga ancha como sí le han hecho otras veces a Ramos simplemente por protestar. 

Preciosa imagen

De protestar también va la cosa, porque me parece lamentable que el Cholo se quejara ayer durante el partido al árbitro, después de todo lo que les había concedido. Básicamente seguían con once y el tipo se queja de que añadió cinco minutos, marcando Ramos en el tercero de descuento. Vamos, quejarse por quejarse, porque Ramos no marcó en el último de descuento. 

Si eso lo hace Mourinho, le llaman llorón y maleducado y es expulsado. El Cholo no solo no fue expulsado sino que además siguió campando a sus anchas en la banda hasta que le metió un pelotazo a Varanne. Me ha costado muchísimo encontrar esa toma. Varane desplaza el balón hacia el área del Atlético, sin demasiada violencia. Puede que esté mal. Pero luego creo que es el Cholo que dispara contra Varane y casi le da en la cabeza. 

En el vídeo se puede ver como Varane desplaza el balón y la desproporcionada reacción del Cholo
video
Vídeo: Youtube

La prensa lo tapará claro. Los aficionados Atléticos son clientes de la prensa. Como lo son los fans de Casillas. Su fallo habría podido ser histórico pero Ramos le salvó el culo. Lo único malo de todo esto, la única pega, la única espina que tengo es que Casillas no le dejara levantar la Champions a Ramos cuando se la entregaron, ya que sin duda se lo merecía. Aunque por otra parte si Casillas le hubiera dejado, la prensa podría decir que se sentiría culpable y tal.. También Íker sabe que puede ser la última (y la primera) Champions que levante en su vida.. es comprensible. Ramos igual (ojalá) tendrá más oportunidades. 

Durante 45 minutos me sentí como un culé

Ví hace años el Inter-Barça en el Camp Nou. No suelo ver los partidos del Barça, ni siquiera las finales de Champions que ha jugado. La única etapa en mi vida en la que veía los partidos del Barça, era durante la época de Gaspart, ya que solían perder casi siempre y me echaba buenas risas

Pero el partido del Barça-Inter de semifinales,-el de los famosos aspersores-, lo ví completo por el pánico que me hacía ver jugar al Barça una final en el Bernabéu. Torpeza de Calderón, propuso final de Champions en el Bernabéu cuando el Madrid no pasaba por sus mejores momentos, y se la dieron ya que el Bernabéu es de los mejores estadios de Europa. 

Me sorprendió el mal penalti tirado de Cristiano. Con muchísima potencia pero mal colocado.
 
  Foto: Marca

Pues durante ese partido el Inter se atrincheró atrás y el Barça asediaba sin opciones. Así que durante la segunda parte me ví derrotado, pensé: ¿Así es como se sintieron los culés cuando les eliminaron de Champions el año del Inter? ¿Así es como se sentían cuando perdían ante el Chelsea de Mou? Desde luego es horrible y prometo no reirme nunca más de tal desgracia ajena. 

Ayer se sufrió y la cosa acabó bien. Pero no se sufrió por aguantar un marcador, sino por tratar de anotar, y francamente no sé que es peor.  Pero viendo el juego antideportivo del Atlético y que además iban a ganar después de haber disparado a puerta dos veces en todo el partido, me vi derrotado ante un equipo que ha frustrado a los diez y nueve de primera división.

Para colmo si ganaban aun se atreverían a decir que eran mejores. Muchos ya digo que lo compararán con el Madrid-Barça de Mourinho, pero incluso en esos partidos, el Madrid disfrutaba de más ocasiones que lo de ayer. Lo de ayer fue un escándalo porque el Atlético no tuvo la posesión, no disparó a puerta y además se vio con un 0-1. Todo a favor para ellos y para colmo con cantada de Casillas. 

Casillas fallando en un momento clave

Error suyo que la prensa no pudo tapar. En la radio comentaron el error. Si hubiera fallado Diego López, también lo habrían comentado. La diferencia es que cuando ha fallado Diego López, han empezado a saltar todos: -Esto Íker lo para-, y ayer en cambio no se escuchó nada de eso. También es cierto que Ramos cerró todo debate posible. Parece que la final reconcilia al Madridismo. Los haters de Casillas están contentos porque el "topo" ha fallado y además se ha ganado, y los fans de Casillas están contentos porque también se ha ganado la Champions. ¿El fallo de Casillas es el karma por filtrar alineaciones? No se lleva bien con Arbeloa, que confesó en una entrevista hace días que Camacho les dijo una vez antes de un partido algo como: "Esta es la alinación, ahora id a decirla a vuestros amigos de la prensa". Sea cierto o no, ayer Casillas falló en un par de ocasiones. Demasiado nervioso, y eso que jugó la semana antes en Liga.

Pocos fallos más hubieron. En los próximos días escribiré otro artículo analizando a jugador por jugador, porque lo de hoy me queda grande. Demasiadas emociones, demasiada locura. Ahora mismo admiro a todos los jugadores sin excepción, incluído a Morata que lo hizo muy bien el rato que estuvo. Corrió y presionó como nunca y me sabe mal por Illarra. Quizá uno de los señalados, ya que Carlo confió en Khedira antes que en él y la apuesta le salió mal. El Madrid se vió con el balón, por detrás, y con Khedira sin ideas. Isco lo bordó. Entre los regates de Isco, Marcelo y Dima, enloquecieron al Atlético.

 Doce años de sufrimiento

Para dentro de unos días escribiré cómo viví los doce eternos años que hemos sufrido para llegar a este momento. La verdad es que me alegro de tener el blog disponible para poder inmortalizar estos momentos. Poder recordar el día de mañana cómo viví estos partidos, creo que merece la pena. Por desgracia poco recuerdo de la séptima, octava y la novena, aunque de ello también escribiré. 

¿Cómo viví el partido de anoche?

Con muchos nervios. Durante todo el día no pensaba en otra cosa. De hecho durante toda la semana estaba pensando en el partido. A las 7 de la tarde estallé y no pude soportarlo más, conecté en directo para ver la previa. Por supuestísimo, estaban alabando al Atlético de Madrid. Como durante toda la semana. No existía el Madrid. Parecía que nos teníamos que dejar perder en la final por señorío, porque hombre, el Atlético lo merecía más que nosotros. Porque son más modestos. Porque son más malos. Por eso lo merecían. 

Pues no estoy de acuerdo. Nosotros también lo merecemos. El fútbol es grande porque por muchos millones que paguemos por fichar a Bale, al final los veinte tendrán que correr y sacrificarse para ganar. Y digo veinte porque todos han participado en esta Champions, aunque en la final jueguen catorce. Puedes tener a Messi que es un genio, o a Cristiano, pero si se lesionan tienes que tener al resto en condiciones. Por eso es grande el fútbol, un deporte de equipo. 


Me sorprendió ver a Sami en el once, como me sorprendió ver a Varane. Pero mi confianza en el Francés es completa. Empezó el partido con respeto, como se preveía, y Dima nos hizo vibrar con regates que en su posterior falta merecieron la roja. El árbitro perdonando y encima Ramos recibiendo una tarjeta amarilla por asomar el morro por la escena del crimen. Enfocaron un primer plano de la cara de Ramos unos segundos después de ver la tarjeta y su rostro reflejaba pura amargura. Ya iba a estar condicionado todo el partido a no poder hacer una falta. Y eso que la falta rastrera y por detrás nos la habían hecho a nosotros. De traca vamos.

Yo temí que se nos cargaran al Ángel. Recibió de lo lindo, castigo a su ímpetu y coraje por regatearse todo lo regateable. Creo que se regateaba hasta a sí mismo. Me recordó en parte a Messi (en sus buenos tiempos). Cristiano me sorprendió gratamente en sus tiros de falta, al meterla entre palos. Pero Courtois no iba a fallar.

Entonces Bale falló una ocasión de gol clara. De esas que por la tele se ven muy claras pero que en el campo el jugador ve a 3 jugadores delante y otro más que se le va a echar encima y apura y apura hasta que se queda sin tiempo y espacio. No fue una cagada grave, aunque claro que la podría haber metido. La cagada grave fue de Íker, que duda al salir y se la clavan. Casi logra el milagro al sacarla. Estalló de alegría mi barrio en el que los culés cantaron con ánimo el gol. Lo pasé fatal. Horrible. No hay palabras para describir ese momento. El Atlético ganando y ahora los traidores se iban a encerrar con un cerrojazo y autobús y el Madrid se podía tirar jugando dos semanas y no iban a anotar.

¿Y si Casillas no falla? Pues igual nos meten otro. O igual nos vamos con un 0-0 a una prórroga más igualada. O igual les metemos uno y nos toca encerrarnos a nosotros. Quién sabe. Pero la realidad es que en las finales los grandes errores marcan la diferencia. Me ví a Casillas pasando un año muy malo. Con ese fallo. Tampoco se merece eso por muchas alineaciones que haya filtrado.  En todo caso nos esperaba sufrir no para no encajar, sino para anotar. El Atlético por supuesto, empezaría a perder tiempo. Recordé a Courtois fingiendo agresión en el 91 en el Bernabéu. Básicamente cuando vi que llegamos al 70 de la segunda pensé: "Vamos a jugar 10 minutos como mucho porque ahora se empezarán a tirar fingiendo lesión y perderán tiempo, provocarán alguna tangana, etc.." Y me sorprendió gratamente el Atlético porque no fue así. De hecho creo que fue el error del Cholo en la final. Ser un poco "limpio" en el final de partido, privó a su equipo de ganar la Champions. Es lo que tiene ganar la Liga y las victorias, que como pasó con el Madrid de Mourinho, cuando un equipo se convierte en ganador, se transforma su mentalidad y ya no recurre por instinto a esas chabacanerías.

En mi opinión íbamos a tener 2 ocasiones claras en 20 minutos que quedaban. Una fue la de Bale y la otra..pero antes tocaba sufrir lo mismo que el Barça en Liga, que debo reconocer que vi el tramo final del partido. Nadie iba a criticar luego el cerrojazo del Atlético. Iban a ganar la final con una ocasión de gol, eternos campeones ante un Madrid que nada pudo hacer ante el muro de colchoneros. Se iban a llevar la primera y nos iba a tocar un verano duro. Muy duro. 

Me esperaba a Isco en la segunda parte pero Carlo prefirió apurar. Le ví con un rostro diferente después del descanso, como cabreado. Diferente que contra el Dortmund, como si esta vez sí hubiera echado una buena bronca. Pero la verdad es que el Atlético no paraba de hacer faltas y pocas se saldaban con tarjeta. Estábamos cayendo en la trampa inevitable de un equipo que hace faltas. ¿Cómo podemos jugar al fútbol si no nos dejan? 


Pero la segunda parte fue un asedio del Madrid. En cada ocasión fallada, me amargaba más que nos ganaran. Cada ataque del Madrid justificaba más un partido con un resultado injusto. El Atlético despareció en la segunda parte, víctima de su juego. La primera cafrada la cometió Diego Costa al mentir al entrenador y decirle que estaba en condiciones de jugar, para finalmente dejar al equipo con un cambio menos en una final. 

Lo comenté cuando escribía sobre el Madrid de Mourinho, que perdían las fuerzas al final, debido a la mucha intensidad que ponían durante todo el partido. Este tipo de equipos suele encajar goles en los últimos minutos debido a lo mucho que se han esforzado. En mi opinión llega un momento que el cansancio es tan grande que ya no llega suficiente oxígeno al cerebro como para pensar bien o estar concentrado. Se cometen errores y así anotaría Bale, pero antes tocó sufrir mucho. 

Bale falló varias ocasiones claras hasta que llegó el córner de Ramos. Lo digo ahora: candidato a Fifa World Player 2014. Peinó un centro perfecto, de los que son muy difíciles de defender. Altura justa, potencia exacta y dirección perfecta. Anota en el 93' y júbilo desbocado. Si algo tiene el fútbol también, es la capacidad para emocionar a la gente, olvidarse de todos los problemas y disfrutar. Pasar de la alegría a la tristeza con un único gol. Con una jugada. Por eso me gusta. 

El Madrid se plantó en la prórroga con todo de cara. El Atlético no podía aguantar 30 minutos más con tanta intensidad. El Madrid tampoco.. pero ante la bajada de intensidad del Atlético, se vio realmente el equipo que es cuando pierde sus faltas y juego sucio. El equipo que ha sido siempre. El equipo que ha sido antes de que llegara el Cholo. Y se comieron un parcial de 3-0 en 30 minutos.

Gif animado: Foro el Mito

Primero Di María hace la jugada de su vida y Bale sentencia. No era fácil meterla en la escuadra con la cabeza. El gol de Marcelo me parece clave y ejemplifica lo que es la diferencia entre Atlético y Real Madrid. El Atlético se vio perdido con el 1-1, y con el 1-2 tiraron definitivamente la toalla. El Madrid habría seguido luchando, de hecho el Atlético tuvo el 2-2. Pero se rindieron. El Madrid en cambio quiso más. Eso fue lo que me gustó, y algo que no habíamos visto antes. El Real Madrid, consciente de que por fin había derribado la muralla de la intensidad, se cebó con el Atlético acribillando la portería rojiblanca sin piedad. 

Los medios calificaron de "crueldad" el resultado. Pero lo cierto es que un juego tan extremo como el del Atlético, no se puede aguantar más de 80-90 minutos. Su mentalidad de equipo perdedor les llevó a pensar que estaba todo perdido con el 1-1, cuando en realidad el Madrid estaba también muy cansado. Pero lo mejor es que lo asumieron como normal, como el que asume que no podrá ganar a una partida de ajedrez a un grande. Y lo mejor es que los Madridistas, sabíamos que el Atlético se iba a venir abajo. Desde luego, lo mejor del Atlético no es ni el Cholo ni sus jugadores, lo mejor del Atlético es su afición que fue la única que no se rindió. 

¡La Décima!

Ya está aquí. Durante este verano escribiré más sobre el tema. Hoy tengo cosas que hacer pero dejo para el recuerdo este artículo, la entrada número 201 del blog. Hace años tuve el placer de ver la bolea de Zidane en directo y ayer el cabezazo de Ramos. Tenemos ya diez copas de Europa, parece mentira. El Milán tiene siete, está ahí. Carlo parece que va a durar mucho tiempo y Florentino se reivindica como presidente. Me alegro por todos los que fueron al Bernabéu y a Lisboa, ojalá algun día pueda ir yo también. Halá Madrid.

2 comentarios:

  1. Pedazo artículo que te has currado, muy bueno jaja

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tu post. No se puede hacer mejor. Enhorabuena

    ResponderEliminar