domingo, 21 de diciembre de 2014

Campeones del Mundo

El Real Madrid gana la Intercontinental

Es la guinda al mejor año de la historia del Madrid. Ganamos 4 títulos: Copa, Champions, Super Copa de Europa y ahora Intercontinental, en un formato a doble partido que es más complicado que hace años. El juego del equipo es buenísimo y ya acumulamos 22 partidos seguidos ganando. Los culés: contentos porque no marca Cristiano.

 
Papeles intercambiados. El Barça en declive, con una junta directiva y una voz que pregunta a Zubi quien es Douglas. El Madrid reconocido, engrandecido, dejando atrás Calderetas y rabietas y en la cima del mundo. Espectáculo mundial en país Africano, el Madrid es ya oficialmente el mejor equipo del mundo.. y lo va a seguir siendo durante los próximos meses. Toca disfrutar. Y mucho. 

El Barça golea al Córdoba, Messi no se la pasa a Pedro y nosotros disfrutamos viendo a los nuestros. Ahora terminamos el año primeros con un partido menos y estamos ahí, reengrandeciendo nuestra historia. Me da igual inventar palabras, la euforia es para vivirla, la gloria es para quien la merece. La canción de La Décima será recordada por los siglos de los siglos como un himno triunfal. Hemos hecho nuestro centenario particular en este 2014 que termina. ¿El 2015 será mejor? Ojalá, pero nada importa ya, como si ahora perdemos todos los partidos y bajamos a Segunda, da igual, vamos a seguir siendo los mejores del mundo. 

Ramos
Foto: DC

Sin él igual no habríamos ganado nada. Nos acercó La Décima y hoy nos da la Copa del Mundo. Merece el balón de oro tanto como Cristiano. No se lo darán, pero lo merece. Cannavaro lo ganó. Ramos no es el mejor central del mundo, es el mejor jugador del mundo, junto a Cristiano, Bale, Modric, Isco, James y Kroos. Y punto. Es así. 

Él nos alegró la noche de La Décima. Noche recordada hoy, rememorada. Noche de disfrute, de incredulidad y piel de gallina al ver repetida en esos goles, solo estropeados por el sobrio comentarista de TVE, mientras Sanchís se aguanta.. y ahora se pasa a la COPE. Pero es así, Ramos marca en los partidos importantes. Es central, es delantero y es medio a juzgar por los centros medidos milimétricos, es un crack. 

 Foto: DC

Bale sigue a lo suyo, marcando en finales. Cristiano es nombrado el segundo mejor jugador, no saluda a Platini, no se lo merece. Isco está al nivel del antiguo Iniesta y no echamos de menos la falta de Modric. Tito Floren ficha bien. Hemos traido a los mejores, no nos hemos dejado sabotear por mercenarios tipo Falcao que pedían más y más. Los nuestros son humildes, los nuestros son buenas personas. Como dice Carlo; son profesionales. Tenemos la suerte de tener a mejores personas que futbolistas. Y eso se nota sobre el campo.

Somos los mejores del Mundo
Foto: DC

El equipo Argentino dió un recital de vergüenza ajena. Marrullero, con patadas, con entradas a la rodilla y con amagos de reventamiento tibial. Pero nos sobrepusimos. El equipo del Papa demostró ser un pecador y nosotros el Dios justiciero que les pasa por encima y les enseña lo que deben hacer. Lo que debían hacer era atacar como hicieron a partir del 70, con el 0-2. Pero cuando empezaron ya era tarde. Firmaron el Mourinhiano 0-0 y penaltis y perdieron. Porque no se puede firmar el 0-0 en el fútbol. Eso jamás. 

Ahora comprendo a algunos cuando cantaban según qué canción en contra del Atlético. Habría dolido perder la Champions, y es que duele perder ante un equipo que no juega al fútbol. Pero ahora nosotros estamos ahí, Carlo se dio cuenta cuando palmó ante el Barça en su primer partido. Cuando puso a Ramos de pivote defensivo entiendió que se equivocó. No va a ganar en el Madrid jugando a lo Mou, no va a conseguirlo siendo amarrategui. Debía improvisar un juego de equipo superior, con toque, control y pegada. Y lo ha conseguido. 


Vaya si lo ha conseguido. Marcamos goles y además jugamos bien. Que siga la racha, ahora mismo solo interrumpida por las agradables fiestas Navideñas. Navidad blanca. Blanca Navidad. Primavera que fue blanca y año blanco que termina con 3 títulos importantísimos. El Madrid de los buenos jugadores, el Madrid de las BUENAS personas. Se fue un muy buen jugador que era Dima, pero era del tipo merecenario. Ahora tiene dinero, pero no gloria. 

Se termina el año, el balance es genial. Toca descargarse los vídeos, toca verlos en vacas flacas y sobre todo toca disfrutar de la culerada empapada en su asombro y estupefacción. Messi ya no es lo que era, su presidente da la risa entre haciendas y traspasos cientocincuentamillonarios. Nosotros lo estamos haciendo bien, tenemos a nobles jugadores que destilan grandeza por todos sus poros. Somos grandes. Somos el Real Madrid. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario